Razones para no comprar pollitos pintados | Aves maltratadas

pollitos pintados maltrato

Algunas formas de maltrato animal no se conciben como tal, debido a que muchas veces como sociedad naturalizamos acciones que al parecer no generan ningún daño o son disfrazadas como es el caso de los pollitos pintados. Aquí te cuento más, sigue leyendo.

¿Qué son los pollitos pintados?

Los pollitos pintados como comúnmente se les conoce, son todas las crías de gallina pintados con vistosos colores y comercializados como juguetes vivos en las calles. Estas aves son pintadas con colorantes como peróxidos, colorantes para telas, tartrazina y anilina.

Lo que desconocen las personas antes de comprar estos pollitos, es que estas aves recién nacidas pasan por un infierno antes de llegar a las manos de sus compradores, en muchos casos niños que se convierten en inocentes cómplices de maltrato animal con la aprobación de sus padres, quienes tampoco entienden lo que pasa detrás de este arco iris de crueldad.

¿Cómo hacer pollitos pintados?

“Forma natural de pintar tu pollito”

La forma natural de darle cierto color a tu pollo o gallina es muy sencilla y se basa en la alimentación, simplemente debes añadir un poco más de Xantofilas en el alimento. Las xantofilas son pigmentos que junto a los carotenos se encuentran en el maíz y le pueden dar un color más amarillento a la piel, plumaje y yema de los huevos de las gallinas; así como a sus polluelos.

Te recomiendo poner tan solo entre 25 y 30 miligramos de xantofila por kilo de alimento en gallinas ponedoras, ya verás. Puede que con esta técnica no consigas pollitos fucsias, verdes o naranjas, pero lograrás colores más intensos y respetarás la vida de tu ave.

Forma cruel de pintar un pollito

El proceso de coloración de los pollitos requiere de un colorante, anilina y un recipiente. El proceso consta de los siguientes 4 pasos:

  1. En los criaderos, gran parte de los pollitos machos entre 7 y 10 días de edad son separados de los demás para ser pintados y vendidos en el comercio informal.
  2. Luego, preparan los colorantes amarillo, rojo, azul, neón, entre otros con la anilina que funciona como fijador para mantener el color en las plumas.
  3. Por último, los pollitos son introducidos y amontonados en un recipiente con el colorante para ser amasados como un objeto hasta que quedan uniformemente pintados. El colorante es aplicado sin cuidado alguno encima del ave, cayéndole en los ojos y dentro de las cavidades nasales.

En algunos casos, los comerciantes utilizan altas temperaturas para fijar el color en el plumaje de los pollos, lo que les provoca quemaduras y hasta la muerte.

Dato curioso

¿Sabías qué algunos criadores pintan los pollos antes de nacer?

Así es, los comerciantes realizan inyecciones con sustancia inorgánicas en el cascarón de los huevos cuando tienen entre 11 y 14 semanas incubados como método alternativo para pintarlos desde el nacimiento, una práctica que compromete la vida del ave afectando el embrión en desarrollo. Casi siempre la aguja rompe la membrana del huevo y el polluelo nunca nace.

¡Dile NO a la venta de pollitos pintados!

Razones para no comprar pollitos pintados

Porque el comercio de los pollitos pintados es maltrato animal

Sí, es maltrato animal porque los pollitos son pintados en un proceso de coloración cruel, en el cual, sufren mucho porque son tratados como cosas, sin el mínimo respeto por su vida y mueren antes o después del proceso. Esta práctica se realiza con mayor frecuencia en países de Latinoamérica como México y Colombia. Pero, tiene su origen en Asia, en países como Filipinas, Japón y China.

A pesar de que, en la mayoría de los casos son pintados con sustancias de origen vegetal, los colorantes son tóxicos para los pollitos y su esperanza de vida se ve reducida drásticamente. Una vez quedan pintados, los animalitos son sacados a la venta inmediatamente en una caja a la intemperie en las peores condiciones.

Además, ni siquiera son vacunados con antivirales fundamentales en las primeras semanas, tales como las vacunas contra la viruela aviar, coriza, bronquitis, entre otras.

¿Por qué mueren los pollitos pintados?

En este proceso muchos pollos mueren por ingerir o inhalar el colorante, otros quedan ciegos y aun así son vendidos. Los que sobreviven al proceso, mueren a las pocas horas porque las sustancias químicas tóxicas son absorbidas por la piel y terminan envenenados. Aquí no para el abuso, ya que son sometidos al hambre y el frío. De hecho, hay comerciantes que les aplican pegamento para pegarles sombreros y otros accesorios, otra sustancia química tóxica.

A parte de ser envenenados, los pollitos mueren con quemaduras en la piel por sustancias corrosivas como la tintura de cabello.

Porque la venta de pollitos pintados está prohibida

Sí, la venta y compra de estos pollos de colores está prohibido. En países como México es considerada una práctica ilícita, mientras que otros carecen de una ley y acciones eficientes que protejan a estos y otros animales; por ejemplo, China con categoría G en el API (Animal Protection Index 2020).

Por ejemplo, en Guatemala existe una Ley de Protección animal que a través del artículo 60 establece que esta práctica es una infracción grave por no garantizar el bienestar del ave. Lo mismo sucede en Colombia con la Ley 1774 de 2016 que considera el maltrato animal como un delito punible, o sea, el infractor puede ir a la cárcel.

Sin embargo, este tipo de comercio informal e ilegal es normal verlo en las calles cerca a mercados y colegios, pues sus compradores son niños que se dejan seducir por los vistosos colores de los pollos y adultos que, en otros casos los usan para festividades especiales como durante la época de pascua como sucede en Estados Unidos. La tradición se extiende por otros países y desde hace muchos años.

Protección animal y legislación en contra del maltrato animal

A pesar de los esfuerzos internacionales, la legislación nacional y local de cada país es la clave para generar acciones que detengan la barbarie en contra de estas aves. Hoy, los países más afectados por esta problemática les falta mucho en cuanto a sanciones y concientización. Un ejemplo de esto es Colombia, un país suramericano que se mantiene en la categoría D del API y uno de los países con más demanda de pollitos pintados, junto a México y China.

La legislación interna de los Estados para la protección de los animales se rige bajo dos tratados internacionales de suma importancia, te habló de la Declaración Universal de los Derechos del Animal, aprobada por las Naciones Unidas (ONU) y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Declaración Universal de los Derechos del Animal

La Declaración Universal de los Derechos del Animal fue aprobada por la UNESCO en 1978 y luego, por la ONU. Es un tratado internacional de referencia en la protección animal, proclamando en el Artículo 1°: “todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia”.

Así mismo, el Artículo 11° se refiere explícitamente al maltrato animal que provoque la muerte del animal, calificándolo como un biocidio y en el Artículo 12°, calificando la muerte masiva de animales como un genocidio.

CITES

La CITES es un tratado internacional que entró en vigor en 1975 y busca específicamente la protección de los animales desde el punto de vista de su hábitat y relación con el ser humano, es decir, amparando a dos categorías de animales: domésticos y silvestres. De esta manera, evitar el comercio ilegal y la extinción de animales en peligro.

Ahora que sabes la crueldad a la que son sometidos los pollitos pintados, no compres, apoya la protección de los animales con tu ejemplo.

Compartir