¿Obesidad en pájaros? Lo que no sabías y cómo tratarla

Seguramente en medio de los cuidados de tus pájaros, poco se te habrá pasado por la mente el riesgo de que alguno de ellos esté en sobrepeso o sufra de obesidad. Sin embargo, esto puede ser más común de lo que crees y, debido a que no suele ser costumbre llevarlos a chequeos rutinarios con el veterinario (a menos que estén enfermos) puede haber un par de cosas que estés omitiendo que son fundamentales en el cuidado de tu pájaro.

Sigue leyendo para descubrir todo lo que debes saber sobre la obesidad en pájaros.

¿Qué causa la obesidad en los pájaros y aves?

Los pájaros y aves criados en cautiverio son los más propensos a sufrir de obesidad. Esto se debe a la vida sedentaria que tienen en la que no se les estimula a moverse, jugar o volar en espacios amplios. Y no solo es esto, hay otra serie de condiciones que pueden causar que tu mascota sufra de sobrepeso:

  • La dieta de los pájaros o aves suele basarse únicamente en semillas, algunas de ellas con exceso de grasa tales como las semillas de girasol o el panizo, el cual es usado frecuentemente como snack.
  • Algunas personas acostumbran a cortar un poco las alas a los pájaros para que no puedan volar de forma adecuada, lo que influye directamente en la limitación de sus movimientos.
  • Dentro de la jaula no hay juguetes o elementos como percheros que inciten a la actividad física, o en algunos casos, estos no son cambiados frecuentemente.
  • Otros aspectos que pueden influir en que un pájaro o ave sufra de obesidad, son la edad, siendo los más viejos los propensos a sufrir de obesidad y sus consecuencias.

Debes tener en cuenta que la «obesidad» no es solo una condición en la que la especie tiene un peso superior al promediado, sino que, es un problema nutricional que evidencia el exceso de calorías y grasas en el cuerpo, así como probablemente la falta de otros nutrientes y vitaminas necesarias para una salud buena y estable.

Algunas especies de pájaros son más propensas a sufrir de obesidad…

Leíste bien, aunque la salud de tus pájaros depende en gran medida de los cuidados que le des, algunas especies genéticamente tienen una predisposición a sufrir de obesidad, algunas de ellas son:

Problemas de salud en pájaros causados por la obesidad

La obesidad por si misma es solo el principio de otras complicaciones de salud que puede sufrir un pájaro o ave, en las que se encuentran algunos problemas de salud como:

  • Problemas cardiacos (riesgo de ataques al corazón).
  • Problemas hepáticos (hígado graso o lipidosis)
  • Lipomas (Tumores de grasa que puede ser cancerígenos)
  • Desordenes de la glándula tiroides (hipotiroidismo por falta de yodo)
  • Falta de vitaminas como la A, aminoácidos, calcio y otros minerales.

A continuación te hablaremos un poco más al respecto.

Problemas cardiacos

Los problemas cardiacos no son un problema evidente, sin embargo, si son riesgos que se asocian a la obesidad, debido a que las grasas suelen acumularse en arterias y venas, lo que imposibilita un buen flujo de sangre en el cuerpo e influir en el funcionamiento de algunos órganos y las actividades diarias de tu pájaro.

Un caso recurrente es la mortalidad que trae el exponer a estrés a tu pájaro, ya que debido a los problemas cardiacos podría sufrir de un ataque al corazón.

Lipomas

Los lipomas son generalmente acumulaciones de células adiposas (grasa) en un área especifica del cuerpo de los pájaros. Aunque es común que ocurra en la zona del abdomen, que, si no llega a cuidarse por completo con una buena dieta y las indicaciones de un veterinario, puede crecer excesivamente y requerir cirugía, que además ayude a determinar si la masa es maligna (cancerígena) y así saber si hay riesgo de metástasis en el cuerpo.

La manera en la que sabrás de la presencia de dichos lipomas es porque en las áreas en la que crece empiezan a caerse las plumas, aunque si sueles manipular frecuentemente a tu pájaro lo podrás notar con el tacto.

Lipidosis

La lipidosis ocurre cuando el hígado recibe un número preocupante de grasas, como los triglicéridos, de las que puede procesar para posteriormente convertirlas en lipoproteínas, lo que lleva a que su funcionamiento se deteriore e incluso el color del ave tienda a cambiar por uno más amarillo.

Lamentablemente es una enfermedad mortal sino se detecta a tiempo, y muestra síntomas solo cuando ya hay un avance significativo de un 80%, algunas otras causas de esta enfermad además de la obesidad son:

  • Exponer a tu pájaro a temperaturas elevadas, recuerda que no debe estar expuesto directamente a la luz del sol y debe ser un lugar fresco sin fuertes corrientes de aire.
  • Llevar una dieta pobre en biotina, colina y aminoácidos presentes en alimentos como el brócoli, el repollo y el huevo cocido.

Los síntomas de la lipidosis son la perdida del apetito, plumas en mal estado, letargo, debilidad, inflamación abdominal (en el área baja del buche) y sobrecrecimiento de uñas y pico.

¿Cómo saber si tu pájaro tiene obesidad?

La obesidad en pájaros es aún un tema que causa discusiones, ya que no existe una medida exacta que permita identificarla, como en el caso de los humanos en la que existe el Índice de Masa Muscular (IMC), sin embargo, físicamente si podrás identificar ciertos factores que indican el aumento de peso de tu amigo alado como:

  • Algunas zonas del cuerpo de tu pájaro no tienen plumas. En dicho caso es ideal examinar si no hay alguna protuberancia que pueda indicar que haya un tumor de grasa, comúnmente localizados en el pecho.
  • A tu pájaro se le dificulta la actividad física y se agita fácilmente.
  • Su postura es esponjada y no firme, especialmente si el pecho ha crecido más y tampoco es palpable el hueso que se encuentra allí (quilla).

Además de las anteriores indicaciones, siempre es necesario que consultes a tu veterinario ocasionalmente para que, no solo se descarte un problema de obesidad, sino que pueda revisar las condiciones generales en las que se encuentra tu amigo alado. El examen físico por lo general tendrá en cuenta el estado de todas las partes de su cuerpo como patas, uñas, pico, alas, plumas, ojos, oídos y cera (parte que se encuentra encima del pico y sobre las fosas nasales en algunos pájaros).

Si tu veterinario llega a considerar que tu pájaro tiene sobrepeso, tal vez realice algunos exámenes de sangre para identificar el nivel colesterol en la sangre, al igual que los niveles de azúcar y triglicéridos.

Cómo brindar una buena dieta a tu pájaro

La mejor manera para evitar que tu pájaro o ave sufran de obesidad, como ya te comentamos, es cuidando de sus hábitos alimenticios y actividad física. Sin embargo, para aquellas que sufren de dicha condición lo más prudente es seguir las indicaciones de tu veterinario, ya que en caso de que se haga un cambio brusco en la dieta, pueden haber otras afectaciones.

Algunas indicaciones generales que te pueden ayudar a mejorar la condición de tu ave son:

  • Intenta hacer una transición a un alimento balanceado como los piensos, algunos de ellos indicados para alguna especie en específico. Este tipo de alimentos son una combinación de todos los nutrientes y vitaminas necesarias para tu amigo alado, sin embargo, en cuanto a aspecto y sabor no suelen ser tan llamativos para los pájaros, por lo que el cambio debe ser lento, estando pendiente del peso de tu mascota.
  • Un consejo útil para esta transición será que tomes nota de las horas en las que tu mascota se alimenta, ya que en vida silvestre ellas tienen un horario para cada actividad del día y será más probable que se alimenten en horas de la mañana y la noche, eso sí, recuerda que esto depende de la especie.
  • Recuerda complementar la alimentación con vegetales frescos, como zanahorias, espinacas, calabacín, brócoli y la col.
  • Alimentos ricos en fibra como las remolachas, el apio y el maíz. también vendrán muy bien para tus pájaros.
  • Las frutas no son muy recomendables para casos de obesidad debido al nivel de azúcar que contienen.

Otras soluciones de salud para tu pájaro

Además de una buena dieta, es bueno que tu pájaro empiece a moverse más de a pocos, algunos consejos para conseguirlo son:

  • En cuanto al lugar en donde vive tu pájaro, si usas una jaula, será bueno que esta sea de gran tamaño para que haya buen espacio para moverse, trepar y jugar.
  • Si tu ave en cambio vive fuera de la jaula, será bueno que el espacio en el que se mueve o está, haya estímulos que le motiven a interactuar y jugar, esto lo puedes hacer con juguetes de forrajeo o aquellos que puede picotear como las sogas, también es bueno que le dejes percheros en los que pueda treparse, tal vez para llegar a su comida o bebedero, en cualquier caso, procura que el cambio no sea drástico.
  • Los pájaros y aves se aburren rápidamente de los juguetes, por lo que es bueno entercarlos periódicamente y si es posible, cambiar sus juguetes con regularidad.

Conclusiones

Es prudente resaltar en este caso, la importancia que tiene saber cómo es la alimentación de nuestros pájaros o aves, qué es lo que más necesitan o pueden carecer de la comida que frecuentemente se les da.

Será bueno también, siempre buscar nuevas alternativas de alimentación para darles un ambiente similar al de la vida silvestre en la que cualquier fuente de alimento es beneficiosa y estar pendiente de que, si no gustan de cierto alimento, poder suplir sus nutrientes con suplementos, todo siguiendo las recomendaciones del veterinario.

Blogs relacionados

5 formas de ejercitar a tu pájaro para que tenga una buena salud

¿Cuál es la alimentación de una mascota pájaro?

Top 20 súper alimentos para pájaros

Compartir